Recetas

Cómo conservar las castañas

Pin
Send
Share
Send
Send


Las castañas son un fruto propio del otoño, pero esto no significa que solo podamos comerlas durante esa época del año. Y es que hoy en día podemos llevar a cabo distintos métodos de conservación para poder mantener en perfectas condiciones este alimento durante un largo periodo de tiempo y poder disfrutarlo así fuera de temporada. Por ello, en te explicamos con detalle cómo conservar las castañas.

También te puede interesar: Cómo hacer castañas asadasPasos a seguir:1

En primer lugar, para conservar las castañas frescas en casa, después de recogerlas o comprarlas, será necesario colocarlas en un lugar fresco y seco. Se recomienda colocarlas en un cesto o un recipiente agujereado para que circule el aire y así no se pudran; nunca deberás meterlas en una bolsa de plástico.

Imagen: laopiniondezamora.es2

Si lo que deseas es conservarlas durante largos periodos de tiempo, congelar las castañas será la mejor opción, ya que no se estropearán y mantendrán sus propiedades a la perfección. La forma más rápida y sencilla de hacerlos será meter las castañas con la piel crudas en bolsas o recipientes para congelar y ponerlas directamente en el congelador, sin pelarlas.

Podrás ir sacándolas a medida que necesites castañas e incluso podrás asar las castañas directamente congeladas.

3

La alternativa será congelar castañas peladas, algo más trabajoso pero más práctico para algunos usos posteriores de las castañas. De este modo, previamente deberás quitarles la piel y para ello puedes usar un sencillo truco: con la ayuda de un cuchillo afilado haz un corte a cada una de las castañas, pon una olla de agua a cocer y, en el momento que rompa a hervir, mete las castañas. Se trata de escaldar las castañas para poder retirar más fácilmente la piel.

Imagen: spanish.alibaba.com4

Una alternativa para conservar las castañas durante más tiempo sin congelarlas es conservarlas al vacío, en su jugo. Para ello, deberemos pelarlas y darles un hervor en una cazuela de agua. Al sacarlas y conservando el jugo de cocción, podremos quitar la segunda piel de las castañas y meterlas en un frasco o tarro de cristal, previamente esterilizados. Posteriormente, acabamos de rellenar los botes con el caldo resultante y los tapamos bien.

Para realizar el vacío de los frascos, tendrás que ponerlos a hervir en una olla suficientemente grande para que el agua cubra la totalidad de los recipientes. Puedes ver el paso a paso más detallado en nuestro artículo cómo envasar al vacío en botes de cristal.

Imagen: blanca-mirinconderecetas.blogspot.com

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo conservar las castañas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.

Pin
Send
Share
Send
Send